La Ronda #9: ¡más música, maestro!

Qué gran tema La Ronda de este mes, sí señor. Porque no solo de cerveza vive el hombre, no. Sin cultura, el ser humano aún habría yacería en el lodo sin domesticar, restregando su sexualidad y apareándose por las rocas de los estanques, cual monos rhesus o bonobos creciditos... claro, que visto así...

En fin, que no. Que el ser humano ha producido grandes obras, a los hombros de gigantes y cada generación ha puesto una piedra más en la construcción del templo de la cultura. Y en ese templo un lugar privilegiado lo ocupa la música, frente a la cual el hombre se maravilla y estremece, baila desenfrenadamente o llora desconsoladamente sin llegar a entender por qué.

La cerveza se parece a la música en eso: las hay para todos los gustos y estados de ánimo. Por ello elegir tan sólo una es ridículo: prefiero ser bonobo.

Pero la pregunta no era esa. la pregunta de los amigos de Hipos Urinatum era: ¿Acostumbras a acompañar la cerveza con música? Si así es, ¿con algún estilo musical concreto?. ¡Dale al play, maestro!



Los amigos que siguen la sección musical del blog saben de mi devoción por el folk-rock. Especialmente italiano, donde Lou Dalfin, Modena City Ramblers y Il Ratti Della Sabina ocupan los primeros puestos. Los primeros con sus aires occitanos, los segundos con melodías irlandesas y sudamericanas y los terceros con una vertiente más pop. Son músicas que acompañan a la perfección una buena lager seca y lupulizada, pero también una sidra inglesa o una Moretti doble malta, puestos a escoger una cerveza italiana amiga de mi querida Voll-Damm.

Me encanta el Balkan Brass, pero es difícil conjugarlo con cervezas, porque esa música te sacude los pies y no puedes dejar de levantarte para saltar de un lado a otro como un poseso. De todos modos, no todo tiene que ser Goran Bregovic, y los húngaros Besh O Drom hacen canciones que pueden ser escuchadas tranquilamente en una mesa. Como ésta, con aires de sesión jazz.



¿Y qué decir del Jazz?. ¿Hay alguna música más cervecera que aquella que se escucha en un bareto de mala muerte, mientras el piano acompasa y espera a que el trompetista moje sus labios en la jarra antes de sonar?. Claro, que a mi el Jazz me gusta a mi estilo desenfrenado. Por eso les pongo un poco de Tokyo Brass style: un grupo de jóvenes japonesas que le dan que no veas.



Pero la cerveza se bebe mejor entre amigos, en una tarde de camadería y complicidad. Los rusos tiene eso en su música, o al menos lo tiene Apparatschick. Su música, cargada de ritmo de acordeón, nos invita a beber en jarras acompañados, cuando no a subirnos a la mesa. Más ska le ponen los compatriotas de Russkaja.



Y más, mucho más. Para quedarse sentado podemos visitar la cercana Francia y disfrutar con la nueva onda de folk-rock francés, fuertemente influenciada por ritmos sureños tanto argelinos como sudafricanos y que heredó mucho del movimiento reggae. Allá están Les Ogres de Barback, La Rue Ketanou, Zebda (ya no), Les Hurlements de Leo o As de Trefle...

Y podría continuar hasta el infinito, porque es maravilloso que se produzca en el mundo más música de la que puedo escuchar. Y denunciar, si acaso con cerveza en la mano, que cuatro artistas al servicio del poder nos vengan con sus cantinelas a cuento de limitar Internet y sancionar el intercambio de música o películas. ¿Cómo podría haber yo escuchado y aprendido tanto y disfrutado de tantas culturas sin Internet?. Aquellos que luchan contra Internet no saben hasta qué punto están haciendo el ridículo en los libros de historia del futuro. Sean en el formato que sean.

Les dejo con un guiño a mi señorita. Que tampoco sabría qué elegir si pudiera escoger tan sólo un tema. Pero seguro que éste le gusta.



[Me doy cuenta ahora que no he contestado a la pregunta de la Ronda. No, ¡no acostumbro a beber cerveza escuchando algún estilo musical concreto! ;-) ]

Les dejo con mi perfil de Last.fm. Para que vean qué confianzas me tomo. No me lo manoseen demasiado, por favor.
Por cierto, que antes subía todas las canciones a Boomp3, y ahora veo que las he perdido todas. Pues nada.

Posts relacionados

Belgian Beer no.305: St. Bernardus Pater 6

We tried the St. Bernardus Abt 12 already. It was time for the Pater 6.

A dark beer, almost red, with a very specific taste. There is enough fruit, but also hops to make it a 'grown up' beer. Some really love it!

At 6.7% very easy to drink.

Belgian Beer no.304: Poperings Hommelbier

I was sure we had reviewed this beer long time ago. But seems not. It's such a usual beer, that I am surprised we missed it.

The Poperings Hommebier. Brewed by the same people as Belgian Beer no.40.

Three varieties of hops are used in this beer. Fermentation in the bottle.
Due to the hops it does have a very rich taste to it. At 7.5% a fairly heavy beer as well.

A nice change from the usual beers.


Belgian Beer no.53, no.42 and no.303: Timmermans Beers


One tasted already.
The other as well.
The other Timmermans Kriek. Very fruity, very cherry, very Kriek.

(And yes, you've guessed it these are all beers tasted still in 2008 - I have a backlog of about 50 beers to go through ...)

Belgian Beer no.302: 'n Maurootje

This review comes from William Roelens, a Belgian beer blogger who also brews his own beer. The 'N Maurootje.

Life being life, I just read his wife passed away. My sincere condolences.

Below, his own beer review:
A dark blond beer with a white fine full.
The nose is spicy and hoppy.
Light predominating flavour of junipers
Also complete deeply a fragrant bread aroma.
The taste is bitter hopps.
Leading spicy
A good and nicely dry beer with a beautiful dry aftertaste. A thirst-quenching beer.

Música y cerveza: anuncios

Nó, este no es el post de La Ronda de Febrero, para el cual me siento abrumado: es demasiada la música que me gustaría compartir. Este post es tan sólo para ir abriendo boca de cara al viernes que viene. Que espero será intenso.

El mundo de la cerveza viene acompañado del empeño de las marcas por colocarnos sus productos. Posiblemente por su baja graduación, la cerveza goza del beneplácito de las autoridades para ser anunciada, aunque supongo que con distintas restricciones en unos y otros países. El caso es que, gracias a esto, podemos disfrutar de grandes anuncios cerveceros. Grandes cuando son buenos, porque en demasiadas ocasiones les da por explotar el consumo mayoritariamente masculino de esta bebida y realizar anuncios que soliviantan sobremanera a mi pareja. Y con razón.

En fin, que Youtube es una mina, como bien saben los amigos de Malta Nostrum. Y si usted busca, por poner por caso: "beer commercial australia" o "spot beer australia" puede encontrar cosas muy diferentes.


Por ejemplo, esto:



Pero no esta parida la que quería compartir. Sino un un poco más elaborada. Con ustedes, la orquesta filarmónica de Melbourne:



La verdad es que, una vez que uno se pone a navegar por anuncios de cerveza, encuentra cosas curiosas. Por ejemplo, ya me habían dicho que San Miguel era una bestia en el mercado extranjero y la cerveza 'española' con más posibilidades de encontrarte fuera. Pero... ¿qué pinta este anuncio chino? (Ver el comentario de Chela al respecto!)

1 Explicar por qué puede parecer demasiado evolucionista, no sé si me entienden, pero resulta que hay diversos estudios que señalan que los hombres hacen peor negocio en presencia de estímulos eróticos. Fotos de tías semidesnudas, vaya. Pero vamos, si la rubia no viene con la botella, a mí que no me endosen una mala cerveza porque sí.

Lista de los 10 anuncios australianos más divertidos (según su autor, supongo)
Y una segunda lista. Para pasar el rato.

Posts relacionados

Belgian Beer no.301 and 2009

And here we go again :)
Sorry for the long silence, there will be more to follow as I am WAY busy ... but didn't stop drinking beer. Yet!
In the meantime, if you have some reviews you'd like me to post till I get back to normal - they'd be more than welcome.
Oh, and everyone knows beer no.301, no?

CSI XV: Los números de los computadores

Con la crisis, amigos míos, todos echamos números. Los hay que no, pero es lo que tiene vivir con dinero de los demás: atrofia el ingenio para buscarse alternativas, libres y gratuitas. Echar números es sólo necesario si vas algo apurado, como el 90% de población española.

Para echar números se inventaron las calculadoras, hace ya muchos años. Y de de la evolución las calculadoras nació el microprocesador, hace ya 38 años. Tiene huevos, por otro lado, que como respuesta a la crisis la vicepresidenta diga que nos vamos a montar en el chip para abandonar el crecimiento basado en el ladrillo. Porque para eso han tenido tiempo, y de sobra, dos administraciones socialistas, otras dos peperas, unas tres y media socialistas de nuevo y un trozo de la de la UCD. A buenas horas, (vice)presidenta.

Retomemos que me enciendo. Lo que les voy a contar hoy en Cosas que Sí se dan en Informática es cómo cuentan los computadores. O, dicho de otro modo, cómo representan los números los ordenadores.


A estas horas es vox populi (excepto quizá para nuestros representantes públicos) que los computadores utilizan ceros y unos para representar la información. Antiguamente eran campos magnéticos en núcleos de ferrita, hoy pueden ser en forma de surcos en discos ópticos y mañana quizá sea en cuantos de energía en átomos. Dejando la lógica difusa al margen la cosa sigue teniendo la misma base: haber o no haber. 1 o 0. Y ahora veamos qué es eso del binario.

Utilizar dos caracteres para representar números tiene la misma dificultad que emplear 10. Que es lo que hacemos los humanos continuamente. El llamado sistema decimal no es más que un sistema posicional de representación con diez símbolos (0, 1, 2, 3, ..., 9). Es posicional porque la posición importa en el valor de un símbolo, como sabrán todos aquellos que han sido llamados "ceros a la izquierda". Así, el número 459 significa, exactamente:

4*102 + 5*101 + 9(*100)

El carácter más significativo -el 4- lo colocamos más a la izquierda y se multiplica por la base -10- elevado a su posición -la tercera-. Análogamente para el resto.

Con el binario, la representación es idéntica. Sólo tenemos que tomar la base 2.

1*28 + 1*27 + 1*26 + 0*25 + 0*24 + 1*23 + 0*22 + 1*21 + 1*20

Nos da exactamente 459, si le apetece hacer la suma. O nos da exactamente 111001011. Utilizar un sistema decimal en lugar de cualquier otro es completamente arbitrario o fortuito. De hecho, no está del todo claro por qué gastamos un sistema decimal, aunque muy posiblemente sea por tener diez dedos. Desde luego, es un argumento de peso.

Como escribir 111001011 es un rollo, incluso para una cantidad pequeña como 459, los informáticos nos apañamos para representar grandes números empleando otras bases más cómodas, como la octal o hexadecimal. En la primera empleamos los símbolos 0, 1, 2, 3, 4, 5, 6 y 7. En la segunda, todos los anteriores y además 8, 9, A, B, C, D, E y F. Es inmediato pasar de binario a ocal y hexadecimal (y a la inversa). Tan sólo tenemos que agrupar los símbolos binarios de 3 en tres y representar el correspondiente caracter octal, o de cuatro en cuatro y sustituir por el correspondiente símbolo hexadecimal:

111 001 011 = 713 (7*82 + 1*81 + 3*80)
1 1100 1011 = 1CB (1*162 + 12*161 + 11*160)


¡Maravilloso!. Ya tenemos hasta cuatro maneras de representar lo mismo. Cualquier número que se nos ocurra puede ser representado de cualquiera de ellas, aunque no dentro de un computador. porque la aritmética de un computador es finita, lo que no es sino un modo de decir que tiene límites: números mayores de cierto rango (o menores) no nos cabrán. Pero no nos preocuparemos por ellos todavía.

¿Y nos sirve de algo lo visto en tiempos de crisis?. Pues no, porque aún no podemos representar la realidad, mucho más dramática que lo visto hasta ahora. La cruda realidad cuenta con números rojos.

Los números rojos son negativos y usted lo tiene muy fácil para representarlos porque hace trampa: pone un - delante de ellos y ya. ¡Es hacer trampa porque añade un símbolo que no estaba en el conjunto inicial de diez!. ¿Cómo se las apañaría para representar números negativos sin ningún símbolo añadido?. A esa pregunta respondieron los informáticos hace mucho tiempo.

La solución fácil: reservamos una posición, la más significativa, para indicar si un número es positivo o negativo. El resto del número nos da su magnitud. A ésta forma de representación se le llama signo y magnitud, por razones que explicaré otro día. Si el primer símbolo es un cero, el número es positivo. Si es un 1, negativo.

0 000 -> +0   |   1 000 -> -0
0 001 -> +1   |   1 001 -> -1
0 010 -> +2   |   1 010 -> -2
...

Ésta forma de representación, además de contar con la curiosidad de disponer de dos ceros, es un peñazo, porque requiere analizar el signo antes de ponerse a operar con los números y hacer sumas y restas y aritmética en general. Hay métodos más cómodos.

La forma que efectivamente se gasta un montón es el llamado Complemento a 2. El Ca2 representa los números positivos como los naturales que vimos al principio. Los negativos, en cambio, los representa invirtiendo todos lo bits y sumando uno al resultado (lo que se llama hacer el complemento a dos1). Sumar, por cierto, es tan fácil como en base decimal: cero mas cero es cero; cero mas uno, uno; y uno más uno, cero y me llevo uno.
Veamos un ejemplo de representación en Ca2:

0000 -> +0   |   1111 -> -1 ( invertimos1(0001) = 1110 + 1 = 1111 )
0001 -> +1   |   1110 -> -2 ( invertimos2(0010) = 1101 + 1 = 1110 )
0010 -> +2   |   1101 -> -3 ( invertimos3(0011) = 1100 + 1 = 1101 )

¿Por qué es tan interesante esto que a primera vista parece un lío?. Bueno, podemos ver a la primera si un número es positivo o negativo. Y ya no tenemos dos ceros. Y sobretodo nos permite sumar a la primera cantidades negativas y positivas. Un ejemplo:

-20 + 10 = -10

-20 -> invertimos20(010100) = 101011 + 1 = 101100
+10 ->                                     001010
                                           110110 -> Ca2(110110) = 001001 + 1 => 001010 = 8 + 2 = 10

La suma nos ha dado -10 directamente, sin tener que hacer ajustes posteriores. Y no los habrá que hacer, a menos que que el resultado no sea representable (no nos quepa) en la longitud de bits máxima que tenemos. Así que nosotros nos quedaremos con éste formato para representar los enteros.

De todos modos, este formato tampoco representa la realidad. Porque si usted va al banco, transfiere unos 120 euros y le cobran un 4% de comisión (5 euros) se quedará de piedra. Primero: porque hay que ser joputas para cobrar un 4% de comisión por una mierda de operación bancaria que se realiza a través de Internet. Y segundo, porque el 4% de 120 no son 5 euros, sino 4.80. ¿Quién se ha quedado sus 20 céntimos en tiempos de crisis?

El banco, evidentemente. Porque sus ordenadores no pueden representar cantidades decimales, no al menos hasta que yo les explique cómo. Y redondean (que no truncan) para fastidiarle a usted. Pero les contaré cómo representar cantidades fraccionales sin hacer de nuevo trampa e introducir más símbolos como el '.'.

¡Eso será más adelante, en Cosas que Sí de dan en Informática!

1 ver la referencia para una explicación más convincente.

Apuntes de clase. ¡Esto se estudia en primero!
Sistema binario. Wikipedia.
Complemento a dos. Wikipedia.

Posts relacionados