Belgian Beer no.291: Lindemans Apple

Because there is more to Belgian Beers than the 'strong' ones. So for those who are looking for something light and fruity: today, Lindemans Apple.
Brewed by Brasserie Lindemans, a very fruity beer, refreshing, perfect for the non-beer drinkers. You know what I mean. 3.5%

La Ronda #6: triste historia de seducción cervecera

Éste mes a La Ronda invita Catador, desde su maravilloso blog, Buena Cerveza. Es difícil que el nombre de un blog pueda ser tan claro y tan expresivo: cervezas hay muchas pero lo que interesa de verdad es la buena cerveza. El tema de este mes viene a llamarse Cervezas para seducir. ¿A quién?. Pues a una hipotética muchacha interesada en aprender acerca de esta milenaria bebida... en nuestra casa. Catador nos pone en situación:

La cosa va así: de alguna manera conociste a una señorita y ésta, luego de saber tu afición por las cervezas, te pide la invites a una cata personal, proponiendo tú, ni tonto ni perezoso, tu humilde morada.

Toma ya. Estuve tentado de pasar el testigo a mi chica, para que diera una versión diferente: cómo seducir a un apolíneo y encantador joven a través de la bebida. Sin embargo las mujeres son más pragmáticas y saben que no requieren de tanto escenario para seducirnos. Nacen con sentido práctico.


Así que yo debo invitar a una joven a mi casa a tomar cervezas. Tarea harto difícil puesto que debo:
a) conseguir señorita.
b) tirar a mi familia de casa (es complicada la emancipación veinteañera en España).
c) conseguir cocinar algo decente (yo lo frío todo).
d) ordenar mi cuarto. Esto implica recoger todos los artículos que estoy leyendo. Y dejarlos en otro sitio. Y luego volverlos a desordenar cuidadosamente sobre la cama y mesa.

Como tanta tarea me abruma, prefiero pedirle la casa a Albert. Ya veremos qué pasa si me dice que no. Y la cena, que cocina muy bien. Le pido unos rollitos de sushi de carpaccio y unos bombones caseros de postre. Y unos bombones calientes, que se han de freir. Me sale bien, freir. La ensalada la puedo hacer yo. Tengo una norma básica a la hora de hacer ensaladas: cuanto más cosas lleva más me gusta.

Vale, tengo la casa y la cena. Ahora falta la señorita. Me sale muy mal ligar (¡quien lo diría, al contemplar mi estampa!). Lo hice una vez hace muchos años, y me salió bien. Por si acaso hago lo posible por no tener que volver a hacerlo, porque tengo muy mala memoria: no recuerdo si era ¿estudias o trabajas? o ¿quieres una chiquilín?1. Al final lo mejor será que se lo diga a mi chica y hacemos como que no nos conocemos, jugando a uno de esos juegos que ponen las revistas que se ha de jugar. Como que soy un extraño en viaje de negocios y ella una importante científica en un congreso y coincidimos en el bareto de la esquina. No diré qué revistas leo ni qué hacen luego en ellas.

Tras mucha insistencia mi chica acaba cediendo a participar del juego. No entiende por qué debe darme permiso para un juego imaginario. Yo es que soy todo un caballero y serle infiel de mente sin pedirle permiso me resulta imposible. Aunque sea con ella misma disfrazada. A partir de ahora se llamará Sonia. Yo Sonic.

Salimos del bareto. Yo le hablo de los planes de outsourcing y de mis discrepancias creativas con el realm-manager en el indentado de los ficheros. Los tabs son menos portables a nivel internacional, opino, algo fundamental si planeamos el landing de la empresa en indochina. Ella me dice que me calle.

Al llegar a casa de Albert veo que todo está como lo había dejado, recojo galantemente el abrigo de mi acompañante y me ofrezco para colgarlo del armario. Afortunadamente, Albert sigue en él, correctamente atado. Suspiro con alivio.

La velada no puede empezar peor. Mi desconocida se abalanza sobre mí directamente en la cocina, apremiada quizá por la vida del estudiante y la falta de oportunidades que ello supone para abalanzarse (como en las revistas) sobre un joven empresario en una cocina con algas nori. Eh, eh, así no, reconvengo. Primero la cena y las cervezas, o nos quedamos sin post.

Ligeramente indignada, Sonia acepta el sushi, que está preparado al estilo mediterráneo, arroz basmati con un chorrito de aceite de oliva y limón. Maravilloso, me dispongo a sacar la primera cerveza del frigorífico. Mientras la abro, explico a Sonia las características de esta gran cerveza. Sin embargo, vestido como un dandi Sonia vuelve a la carga, intentando despojarme de mi chaleco cruzado.

Ahí sí que me tengo que enfadar un poco: ¡de qué voy a hablar con mis amigos cerveceros si no me deja explicarle las cervezas!. Sonia no lo entiende y se enfada. Se marcha (sin el abrigo). Le digo: ¡Sonia, espera! ¡Soooonia!... falta freir los bombones!.....

Y se marchó. Delirium no liga nunca, pero Sonic jamás falla y ese fracaso le ha dejado hecho polvo. No se sentía igual de mal desde que el real-manager rechazó su solicitud de implementar todos los jababeans en ensamblador. Desolado, encontró consuelo en el crepitar de los bombones.

¿Y las cervezas?. Pues eran una Blanca de Brujas, una Titan Pale Ale, una Orval y una Weihenstephaner Korbinian. Me las tomé con Albert, quien además tenía una Amstel en la nevera y tuvo el detalle de sacar un queso de cabra y un fuet de su tierra, que devoramos viendo el basket.

Para eso están los amigos, ¿no?.

1 Lamento que los amigos no españoles y españoles con poco recuerdo de la publicidad de otrora no cojan el chiste.
2 Espero que Catador no se enfade por el relato. Me ha pillado demasiado tarde para pensar en algo elaborado. Este mes mi Ronda es un relato de humor.

Posts relacionados

Belgian Beer no.290: Grottenbier

The biere des grottes - beer of the caves. Brewed by St. Bernardus. Fermentation in the bottle, some sweet notes, a brown beer at 6.7%.

Porter x 4

En esta oportunidad la idea es compartir un estilo que en lo personal me agrada mucho, cuando vean las recetas de los sub-estilos en los que está dividida la familia Porter, verán que casi no cambian, salvo en la variante 'Baltica', donde se busca un perfil mas 'licoroso', en la cual solo hago una adición de lúpulo al '60, usando alguna variedad neutra y de alto % de AA (Magnum), como así también una relación BU:OG mas baja (cercana al 0,4) ya que el dulzor de la malta en este caso va a ser compensado por el contenido alcohólico (cercano al 9% en volumen) mas que por el lúpulo.
Cuando hago Porter, cualquiera sea de sus variantes, el método de elaboración, las adiciones de lúpulo, la relación BU:OG, el programa de fermentación y maduración, las variedades de lúpulo y el tratamiento del agua son idénticos, solo cambio hacia arriba o hacia abajo la OG de acuerdo al estilo. Así que comenzaré las recetas un poco de atras hacia adelante, haciendo previamente las aclaraciones. La primera de ellas sería comentar que experimenté bastante en el estilo y cualquiera de las recetas adaptada a la OG y su respectivo ajuste de Ibu's funciona perfectamente para cualquiera de las cuatro variantes. En cuanto a los lúpulos, lo más clásico es usar variedades inglesas, yo me inclino por el Fuggles, en ocaciones usé Kent Golding y cuando no dispuse de ellos usé algunas variantes americanas como el Glacier y el Willemete que funcionaron muy bien. De las cepas de levadura que probé me quedo con la Coopers. Otras cepas a elegir pueden ser S-05 y S-05 de Fermentis, Muntons o en último término Windsor de Danstar.
Bueno, me fuí demasiado por las ramas...en definitiva siempre trato de que cada cervecero encuentre y desarrolle 'su' receta, las mías son solo ideas que pueden servirle como guía a los mas novatos...vamos a lo importante:
Yo comienzo siempre el mash con una relación de empaste de 2,5:1 a 67°C, luego de 60' aumento a 3,1:1 y 72°C y la mantengo por 30', momento en que comienzo a recircular y llevo la T° a 76°C (mash out), las sales que agrego para las Porter son sulfato de calcio, cloruro de calcio, carbonato de calcio y sal común de mesa a razón de 20 grs de c/u por cada 12 kgs de malta utilizada. El lavado de azúcares lo hago a 76-78°C y corrigiendo el PH del licor a 5,8.
El hervor lo mantengo por 90' y las adiciones de lúpulo las hago al '60, '20 y '10 tratando de conseguir la mitad de los ibu's con la primera adición y la otra mitad repartida en las dos últimas, la relación BU:OG la mantengo en el orden de 0,66, salvo la aclaración hecha de la Baltic. La fermentación primaria la mantengo en 17°C y luego maduro un mes a 4°C (15°C y 3 meses en el caso de la Baltic).
Ahora lo único que queda por expresar es la composición de las maltas y la OG para cada variante, voy a comenzar por la Porter Clásica, que es en definitiva donde nace el estilo....

Porter (OG: 1050-52)
-40% Pilsen
-39% Munich
-8,3% Caramelo 140L
-3,3% Biscuit
-5% Brown
-4,4% Chocolate

Brown Porter (OG: 1040)
-79% Pilsen
-8% Caramelo 140L
-3% Biscuit
-4% Brown
-2,5% Chocolate
-2,5% Melanoidina
Siendo una versión muy liviana busqué reemplazando la mitad del % de chocolate por melanoidina, un tostado mas suave y algo menos de color.

Robust Porter (OG: 1060)
-79% Pilsen
-8% Caramelo 140L
-5% Caramelo 60L
-3% Brown
-2,5% Chocolate
-2.5% Black Pattent
Acá buscaba un color negro mas pleno con la malta Black y aumentando la relación de maltas caramelo una textura mas almibarada y mayor cuerpo.

Baltic Porter (OG: 1092)
-50% Pilsen
-30% Munich
-6% Biscuit
-4% Brown
-6% Caramelo 140L
-4% Chocolate
En la olla de cocción agregué azúcar negro sin refinar equivalente al 7,69% del peso de las maltas.

De mas está decir que cada uno puede jugar un poco con todas las variables manteniendose dentro de lo que el estilo marca, bajar o subir los ibu´s a su gusto...las mías suelen ser bastante lupuladas, buscar mayor sequedad comenzando el mash a 63-64°C, modoficar las relaciones 'caramelo-tostadas', etc, etc

Bueno, todo por ahora...si quieren leer algo mas sobre el estilos acá hay una nota que publiqué hace un tiempo en este mismo blog.
http://barlow-cerveza.blogspot.com/2007/11/porter-un-clsico-ingls.html

Belgian Beer no.227: Cuvée Ermesinde - revisited

Just another photo of the Cuvee Ermesinde - tried way back when.

Belgian Beer no.289: MacBen

Not one of my favorites, but a Belgian beer nevertheless - MacBen. A dark brown with red hints, this scotch ale is brewed by the Brasserie St Feuillien. 7%.
Sort of caramel and roast barley taste.

Belgian Beer no.288: Maes Zero

Just in case you're up for a Maes. And watch your calories as well.

Beer Bar in Brussels - Brasserie de l'Union

An old time favorite, that is always on our 'to go to' list. Ideal place after a very cold Sunday market, for a hot bowl of soup. And a Belgian beer of course. We spent almost 4h in this place - a record, I know - but it's that cozy and welcoming.

Brasserie de l'Union - Parvis de Saint Gilles 5, 1060 Brussels

CSI XIV: Lenguajes y gramáticas (i II)

Es obligatorio leer el post anterior...

Nos habíamos quedado en una pregunta: ¿Cómo se relaciona las gramáticas formales con los lenguajes de programación de alto nivel? Pues verán, los lenguajes de programación están especificados mediante una gramática que determina la secuencia de palabras aceptable en un programa. Y nosotros, los humanos, hacemos algo parecido cuando queremos entendernos. Si yo les digo "rosa un pasea perro tranquilamente" no estoy hablando español, por más que las palabras que gaste existan en la lengua española. Existe una gramática que debo cumplir.

Es importante notar una diferencia respecto al ejemplo anterior de las aes y las bes. Lo que antes eran letras que conformaban el alfabeto ahora se corresponden con palabras que integran el vocabulario. Las reglas de la gramática castellana se aplican a las palabras, las cuales reciben categorías gramaticales, como sustantivo, adjetivo, verbo, etc. En informática en vez de palabras hablamos de tokens. Tokens típicos son identificador, declaración, expresión...


Vamos a crear una sencilla gramática, que será una burda imitación de nuestro lenguaje. Los símbolos no terminales serán: ORACIÓN, SUJETO, PREDICADO, DETERMINANTE, SUSTANTIVO, VERBO, ADJETIVO y ADVERBIO. Los no terminales serán el conjunto {un, el, este, aquel, perro, gato, pastel, azul, pequeño, pasea, camina, garbosamente, rápidamente}.

En primer lugar estableceremos la relación entre los terminales y las categorías gramaticales representadas por símbolos no terminales. En nuestro caso esto es evidente y la representación se entenderá fácilmente:
DETERMINANTE = {"un", "el", "este"}
SUSTANTIVO = {"perro", "gato", "pastel"}
VERBO = {"pasea", "camina"}
ADJETIVO = {"azul", "pequeño"}
ADVERBIO = {"garbosamente", "rápidamente"}


Si la secuencia de letras corresponde a una palabra con un no-terminal asociado viene determinado por el análisis léxico. Garvosamente no es un adverbio, por mucho que lo parezca: es una burrada. Decimos entonces que se trata de un error léxico.

Nuestra gramática relaciona los símbolos no terminales y tiene esta pinta, que seguro les sonará del cole:
ORACIÓN := SUJETO PREDICADO
SUJETO := DETERMINANTE SUSTANTIVO | DETERMINANTE SUSTANTIVO ADJETIVO
PREDICADO := VERBO | VERBO ADVERBIO
1

Tomando el no-terminal ORACIÓN como símbolo inicial, ya pueden dedicarse a averiguar si los siguientes secuencias de palabras caen dentro de nuestro pequeño lenguaje. Por ejemplo, son parte de nuestro lenguaje: este perro azul camina rápidamente, un gato pasea o Este pastel azul camina garbosamente. En el último caso la oración no tiene ningún sentido, pero es sintácticamente impecable. El último paso para dotar de sentido una oración en un lenguaje es realizar un análisis semántico. En las lenguas naturales éste depende del contexto y es posible que en cierto ámbito pudiera tener sentido que un pastel caminara y, además, lo hiciera con cierto estilo.

Nuestra especificación de un lenguaje deja mucho que desear, por supuesto y sólo recuerda vagamente a los idiomas que hablamos. Los lenguajes que usamos los humanos son lenguajes naturales y la mayoría de las gramáticas que emplean son ambiguas, esto es, para una secuencia de entrada admiten distintas interpretaciones. Los lenguajes informáticos tratan de eliminar toda posible ambigüedad mediante reglas expresas en el tratamiento de la entrada, reglas de precedencia... sin embargo hay ocasiones en los que el comportamiento del compilador, que es quien debe leerse el programa y determinar su validez, se deja sin determinar.

Y en este punto ha aparecido un concepto nuevo: el compilador. El compilador es un programa que, tomando un conjunto de archivos con un lenguaje que podemos entender, genera un archivo ejecutable: una imagen en memoria que se puede ejecutar. Un programa, vamos. Y para entender lo que pone en el fichero, el compilador tiene que realizar las mismas acciones que acabamos de describir.

Es decir, que el compilador primero lee letra a letra el archivo y crea una secuencia de tokens. En nuestra analogía, si el compilador tomara como entrada una frase como Un pastel pasea azul, la salida del análisis léxico sería la secuencia: DETERMINANTE SUSTANTIVO VERBO ADJETIVO. El compilador a veces duda: si lee una p tras un espacio no sabe si corresponde a un SUSTANTIVO (pastel, perro) a un VERBO (pasea) o a un ADJETIVO (pequeño). Y a veces el programador piensa que el compilador va a entender una cosa y entiende otra. (Estoy en condiciones de poner ejemplos a petición de los informáticos).

Con la secuencia de tokens formada, el compilador toma el símbolo inicial de la gramática y juega a validar esa secuencia con las reglas de la misma (análisis sintáctico). De este modo decide si un programa es correcto. Que un programa sea sintácticamente correcto no significa que funcione como el programador espera, del mismo modo que nuestro ejemplo del pastel paseante funcionaba sintácticamente sin tener sentido. A veces las frases sin sentido nos hacen gracia, pero un programa sin sentido no hace ni puta gracia.

En serio.

Precisamente leí hace poco que el primer compilador fue desarrollado por una mujer, Grace Hopper, una de las pioneras de la informática. Programó los computadores más importantes de la época (años 50 y 60) y partici´po en el desarrollo de los lenguajes COBOL y FORTRAN, dos de los lenguajes con más arraigo entre los matemáticos y físicos y que son tan buenos que hoy en día, más de 40 años después, se siguen empleando

En resumen, quizá hayan visto ustedes el código de algún programa y les haya parecido complicadísimo (sin contar que hay gente que escribe código fatal). Desengáñense. Ese lenguaje hay un conjunto relativamente reducido de tokens y su gramática es tremendamente más sencilla y restrictiva que todo aquello que les enseñaron en el cole, con sus excepciones y dialectismos.

¡Los programadores estamos, definitivamente, sobrevalorados!

1 Los informáticos me podrán decir que esta gramática no se ajusta a la forma normal de Chomsky y mogollón de cosas más. Es cierto que no he querido complicar demasiado la explicación: no pretendo que nadie apruebe una asignatura de teoría de autómatas o lenguajes formales gracias mis posts. Como dije, pretendo tan sólo mostrar que Informática es algo más que páginas web y bases de datos.

Apuntes de clase.
En la wikipedia podemos ver un diagrama sencillo de cómo actúa un compilador.

Posts relacionados

CSI XIV: Lenguajes y gramáticas (I)

Éste post pretende ser, no exactamente una continuación, sino un complemento a éste post acerca del lenguaje de las máquinas. Recordando un poco de qué iba, vimos cómo en principio las instrucciones recibidas por máquinas y computadores eran de tipo mecánico. Con el tiempo se pudo almacenar estas instrucciones en forma de memorias magnéticas donde series de niveles de tensión determinaban el comportamiento de los componentes del procesador.

Se desarrollaron luego distintos niveles de abstracción sobre el lenguaje en el que se expresaban estas instrucciones (programas). El lenguaje ensamblador consistía en una serie secuencial de códigos que representaban directamente las instrucciones que podía ejecutar un procesador. Era completamente dependiente del mismo. Sin embargo, por encima del ensamblador surgieron lenguajes con un nivel mayor de abstracción, independientes de la máquina en el lenguaje que emplean. Se les llama lenguajes de alto nivel. Los lenguajes más empleados hoy en día son de este tipo, aunque hay muchas diferencias entre ellos.

En el post de hoy generalizaremos la representación de un lenguaje de alto nivel y veremos en qué medida sus conceptos son tomados de la lingüística y se basan en la teoría de grupos.


Empezaremos desde abajo: llamamos alfabeto a un conjunto finito de símbolos (que llamaremos letras). Una palabra es una secuencia de finita de letras de un alfabeto. Hasta ahí todo normal, ¿no?. Venga un ejemplo: Δ es un alfabeto compuesto por las letras a y b. No nos liemos con más. Algunas palabras posibles sobre ese alfabeto son aaaab o baaba. Al conjunto de todas las palabras que se pueden formar con este alfabeto se le denomina el lenguaje universal sobre el alfabeto Δ, siempre que incluyamos en el mismo la palabra vacía λ (lambda). La palabra vacía tiene longitud 0.

Dado que el lenguaje es un conjunto, se pueden realizar operaciones sobre el mismo y, dependiendo de las propiedades que cumpla, le daremos un nombre u otro. Eso se lo dejaremos a los matemáticos.

Los lenguajes universales, pese a ser fascinantes por sus propiedades (digo yo) de poco nos sirven en la práctica. Volviendo a un plano más cercano a la vida real, los seres humanos no sólo empleamos un conjunto finito de palabras, sino que además empleamos un orden determinado entre ellas. A este orden se le denomina sintaxis. Y la gramática determina las reglas en las que se deben combinar las palabras.

En informática (y matemáticas) una gramática tiene una definición formal: consta de un conjunto de terminales, un conjunto de no-terminales (o símbolos auxiliares), un símbolo no-terminal inicial y un conjunto de las reglas de producción. Las reglas de producción determinan la generación de las palabras del lenguaje. Con un ejemplo esto queda clarísimo.

Nuestro alfabeto Δ = {a,b,&lambda} podría ser el conjunto de terminales. S será el símbolo no terminal inicial y A es el otro no terminal. Las reglas de producción podrían ser estas (enseguida las explico):
S := bS | aA | λ
A := aS | bA


Posibles derivaciones:
S -> bS -> bλ: b forma parte del lenguaje.
S -> bS -> baA -> babA -> babaS -> babaλ : baba forma parte del lenguaje.


Ésta gramática genera el lenguaje de las palabras con un número par de aes. ¿No me creen?. Pues vean. El juego consiste en, empezando en el símbolo inicial, quedarse sin no-terminales. Cuando queden sólo terminales se termina y obtenemos una palabra. El símbolo inicial es S y decimos que S deriva directamente bS ó aA ó la palabra vacía (| significa 'o'). Podemos escoger cualquiera de las tres derivaciones. Si escogemos la palabra vacía ya hemos acabado, porque nos hemos quedado sin no-terminales: la palabra vacía tiene 0 aes y forma parte del alfabeto. Si escogemos bS tenemos que quitar la S, y derivamos de nuevo. Posibles secuencias de derivaciones a partir de ésta podría ser las que hemos visto en el ejemplo de arriba o la que se ve en la figura. (en la figura he empleado sigma para referirme al alfabeto, lo cual suele ser una convención).

¿Por qué no prueban a jugar siguiendo las reglas? Verán que todas las palabras tienen 0 o un número par de aes.

Y ahora es el momento de cambiar de post, porque si no, esto queda muy largo. Vayamos al siguiente para ver qué tiene esto que ver con los lenguajes de programación...

1 Esta entrada no se ve bien con IE6, en parte porque yo no he escrito bien HTML (que Firefox se traga), en parte porque Internet Explorer no muestra casi nada bien. Pero bueno, no me enseñaron HTML en la carrera, me enseñaron cosas como ésta que les he contado. Por eso esta sección se llama Cosas que Si se dan en Informática,

Apuntes de clase. Anda que no hace tiempo que estudié esto...

Posts relacionados

Belgian Beer no.286 and no.287: Brussels Kriek and Brussels Framboos

Same fridge, still in Prague. Two fruity numbers - the Brussels Kriek and the Brussels Framboos. A cherry and a raspberry beer.

The Brussels Kriek is 3.5%.
The Brussels Framboos is 3.5%.
I would expect both to taste fairly sweet and not too unusual. Brewed by Brasserie Van Steenberge.

Las cervezas 'puras' Alemanas

Estuve pensando hace poco en las cervezas alemanas (que borrachín, ¿no?). Hace nada comentaba que las mismas nunca me habían entusiasmado. Evidentemente, por producción e historia, Alemania es un gigante cervecero y sus cervezas reconocidas en todo el mundo. Sin embargo, en mis visitas he encontrado siempre mayor cantidad que calidad. La cerveza alemana es, en muchos aspectos, más desconocida de lo creemos.

La mayor parte de gente en España identifica las cervezas alemanas con las botellas de medio litro turbias (si termina en er seguro que es alemana). Además, los que han leído un poco más las etiquetas, saben que muchas cervezas alemanas cumplen la llamada Ley de Pureza. No saben qué es pero San Miguel nos aclara que es algo bueno y por eso también lo cumple. Ahora, entre una San Miguel y una Andechser dunkel hay la distancia entre Manila y la abadía de Andechs... así que nos surgen varias preguntas:
¿Qué es la Ley de Pureza Alemana?
¿Cuál es su relación con la historia de Alemania?
¿Quién ha dado vela a San Miguel en este entierro?


Para empezar, la cerveza de trigo alemana como la descrita es oriunda de Bohemia y en Alemania es la cerveza tradicional de Baviera. Se le conoce como Weizenbier (cerveza de trigo) y suelen ser ligeramente ácidas y refrescantes, de cuerpo medio y untuosas. Por lo general suelen ser turbias o contener restos de levadura, aunque depende de la variedad.

La cerveza de esta región se ha expandido por todo el mundo y su máxima celebración -la Oktoberfest1- se ha convertido en un rentable negocio turístico. El éxito de las cervezas de trigo ha eclipsado variedades locales germanas tan o más interesantes que las bávaras, como la blanca de trigo berlinesa, la Altbier en Düsseldorf o Kolsch de Colonia. Lo cierto es que si nos quedamos con tan sólo la zona de Baviera, no quedamos sin tres cuartas partes de Alemania.

La Ley de Pureza Alemana (o Reinheitsgebot) también surgió en la zona de Baviera (ya hablamos un poco de ella). De hecho, en un principio, no era ni completamente alemana. No la promulgó Carlos I (V de Alemania) como gusta decir a San Miguel, sino que fue el duque Guillermo IV de Baviera, en la ciudad de Ingolstadt. También se llama -y es así como la citan la mayor parte de cervezas alemanas- ley de pureza de Bayern.

La ley no se trata de una medida de protección de los consumidores, como he leído, al menos no parece que fuera esa su intención. Se trata de un texto intervencionista que regula el precio máximo de la cerveza. Además establece que los únicos ingredientes permitidos en la elaboración son malta de cebada, lúpulo y agua. Las levaduras no se mencionan, claro, porque nadie sabía lo que eran2: sencillamente se añadían sedimentos de la anterior fermentación y la cosa funcionaba mejor que si no se hacía.

Hoy se entiende que los principales motivos de esta ley fueron principalmente económicos, más que gastronómicos. La prohibición del uso de trigo alivió la lucha por el cereal que mantenían cerveceros y panaderos, favoreciendo a estos últimos. Por otro lado se evitaba la posible adición de otros cereales no autóctonos (lo que es una medida proteccionista).

¿Pero, si sólo se puede añadir malta de cebada, dónde quedan las cervezas de trigo?. ¿No son acaso tradicionales?. Pues también, no crean que los nobles hicieron algo tan estúpido para prohibir estas nutritivas bebidas. Sencillamente, su fabricación se convirtió en un derecho reservado a los cerveceros reales, esto es, a cerveceros a los cuales, a cambio de dinero, les era otorgado el privilegio de fabricación. Hoy en día todavía quedan herederas de aquellas cervezas privilegiadas, como Schneider & Sohn o las cervezas de Luitpold.

La Ley de Pureza se fue extendiendo, con adaptaciones, a las distintas regiones de Alemania y, como decimos, a duras penas subsistieron las variedades, luego protegidas, Alt y Kolsch, eclipsadas más tarde por las nuevas Lager de Munich y Viena. Sin embargo, la propia ley ha ido cambiando y, por supuesto, hoy en día la elaboración de cerveza alemana no se restringe a los contenidos de una ley del s. XVI.

En la actualidad la Ley de Pureza Alemana, aplanadora y devoradora de estilos, ha demostrado ser un excelente reclamo publicitario (junto con la Oktoberfest). No es extraño que los empresarios cerveceros la invoquen pues en los mercados, ni que San Miguel nos dé la vara con 1516, la Edad de Oro de la cerveza.

Por desgracia, esto nos impide descubrir el verdadero potencial de la cerveza alemana como nos gustaría. En mi caso, además, no he podido (en ninguna de mis estancias en Alemania) ir a la caza de cervezas y cervecerías de renombre. En mi segunda visita sí que es verdad que bebimos muchas cervezas. Pero muchas. Sin embargo las cervezas las obteníamos en supermercados que, pese a tener centenares de botellas, apenas ofrecía algo fuera de las eurolager y planas weizenbier.

Por eso pido ahora ayuda a los amigos cerveceros españoles: ¿alguien conoce dónde puedo obtener cervezas de Colonia, o Altbier en nuestro país?. Y una segunda pregunta: la primera vez que estuve en Alemania (en el noroeste) pude probar una Altbier que me sirvieron con fruta en el fondo del vaso. La pregunta es: ¿se comía la fruta?.

Yo no sabía que hacer y por eso, por no quedar mal, me comí la mitad.

1 El amigo Pinar ha escrito un interesante post acerca de las distintas cervezas de Baviera, y en especial de Munich, que conoce bien.
2 Al respecto, ver la anotación que hace Max en los comentarios, aclarando que esto no es del todo cierto

El Libro de la Cerveza. Michael Jackson Ed. Blume.
Reinheitsgebot. Wikipedia inglesa.
Texto de la ley (inglés)
Origen de la foto (Creative Commons)

Posts relacionados

Belgian Beer no.285: Biere du Boucanier

There is not much I know about this beer - so please help if you do. While in Prague we saw these Belgian beers in a fridge. Perhaps only made for export? I have not seen the Biere du Boucanier yet in Belgium. 11%.
Update: according to the comments this is actually Belgian Beer no. 166 Piraat. I will however leave it as a 'new' beer as this is probably the export version. Then again, who is counting? :)

Belgian Beer no.284: Gentse Tripel

Impossible not to try the Gentse Triple when in Gent. A heavy 8% nice golden beer. Slight spices and aromas - a simple straight forward beer. Brewed by the Brasserie Van Steenberge.

Belgian Beer no.283: Gildenbier

We tried this beer while on a day trip to Gent. Funny how you leave Brussels, and there is a whole world of different Belgian beers.
The Gildenbier - guild beer - is brewed by the Brasserie Haacht. It looks like candy and it does taste a little sweet as well. At 7% a faily strong beer, but very nice.

Belgian Beer no.282: 't Kelderke

A very pleasant amber beer, served and brewed especially for the t' Kelderke restaurant in the center of Brussels.